VIDENTE ASEGURA QUE SABE DONDE ESTA EL SUBMARINO. SE LO DIJO A UN FAMILIAR DE TRIPULANTE


Se cumplieron 30 días desde el último contacto que tuvo el submarino ARA San Juan con la base de la Armada Argentina.
En medio de dolor y la incertidumbre, Faustino Arjona, el padre de Ramiro, uno de los salteños que integran la tripulación contó a la prensa que un vidente le reveló que los 44 tripulantes están vivos y le señaló dónde estarían.

“La fe es lo único que los sostiene”, inició su relato. Desde sus creencias, el padre del tripulante explica que intenta colaborar en la búsqueda.

En la desesperación se entrevistaron con un vidente, llamado Alejandro, y él los habría ayudado a determinar cuál sería la posición del submarino y les aseguró que están con vida. 

“Si le cuento no me va a creer, pero mi nuera viajó espiritualmente, llegó hasta el ARA y vio a mi hijo. Lo agarró, y hablaron”, relató.

Luego de pasar en limpio la información que lograron mediante este transe espiritual, se contactaron con el capital Actis. Pasaron varios días y gracias a la insistencia lograron que los reciba. 

“El vidente habló con él y en un mapa le mostró la posición del submarino. El capitán miró y nos dijo que estuvieron a 30 millas de ese lugar y que la ubicación no está dentro del radio de búsqueda. Fue tan preciso el hombre que hasta le indicó que están a 700 metros de profundidad”.

Faustino asegura que los datos fueron tenidos en cuenta y ampliaron el radio de búsqueda.

“Estamos conformes con el operativo. Hasta lo compañeros de mi hijo nos aseguran que están haciendo todo para encontrarlos. Si nos mienten, Dios lo está viendo. Tengo fe de que voy a pasar navidad con mi hijo“, dijo el hombre, quien en su celular tiene guardado el último mensaje que Ramiro les envió.

“Tenemos fe en Dios y en la Virgen de Luján”, finalizó Arjona.

Anterior LE DIJO "NO" A LA PROPUESTA DE CASAMIENTO Y SU NOVIO LA ATO DE MANOS Y PIES LLEVÁNDOLA EN UN AUTO
Siguiente BARRIO GRÁFICO II: LO ENCONTRARON SIN VIDA TIRADO JUNTO A LA VEREDA, AL LADO HABIA UNA MOTOCICLETA